Como tratamiento final en limpieza de tapicerías y muebles textiles, incluyendo colchones y enmoquetados su aplicación tiene consecuencias muy positivas:

  1. Elimina completamente todo tipo de olores, sea cual sea su procedencia.
  2. Reduce los síntomas que tienen las personas con asma y alergias de todo tipo.

Higieniza totalmente el mueble tratado, esterilizando de bacterias, ácaros y virus.